Al menos nueve muertos en una emboscada en el sur de Filipinas

Bangkok.– Al menos nueve personas murieron y otras tres resultaron heridas este sábado cuando pistoleros sin identificar emboscaron a un convoy de tres vehículos en la provincia de Maguindanao, en el convulso sur de Filipinas, informaron medios locales.

El portavoz de la Policía de Maguindanao, Fayeed Cana, explicó a la televisión GMA que una de las nueve víctimas era Peges Mamasainged, el líder de un clan local, en lo que apunta a un ajuste de cuentas entre clanes musulmanes rivales.

El ataque tuvo lugar en una de las zonas más inestables de la isla de Mindanao, a pocos kilómetros del lugar donde en 2009 fueron asesinadas 58 personas, incluidos 32 periodistas, en una masacre también motivada por una enemistad entre poderosos clanes familiares.

Tanto Mamasainged como los sospechosos de la masacre de hoy fueron comandantes de la rama militar del Frente Moro de Liberación Islámica (FMLI), que en 2014 firmó la paz con el Gobierno de Manila tras décadas de insurgencia.

El sur de Filipinas es escenario de frecuentes enfrentamientos armados entre clanes, a menudo dotados de poderosos ejércitos privados, que se disputan el poder regional.

Los culpables de la masacre de 2009, los hermanos Andal Ampatuan, Zaldy Ampatuan y su pariente Anwar Ampatuan, fueron condenados en 2019 a una pena de cadena perpetua, de la que cumplirán un máximo de 40 años, al ser declarados culpables de 57 delitos de asesinato.