Alexis Villalona, enviado a la cárcel que no quería

La jueza del Juzgado de Atención Permanente de la provincia Peravia, Nurys Féliz Pinales, impuso la reclusión por tres meses en la cárcel pública de Baní para Alexis Villalona, imputado por agresión física.

Este centro penitenciario no era del agrado de Villalona, quien justificó sus 14 días fugitivo por temor a ser enviado a la prisión donde está recluida una persona con la que tuvo una vieja rencilla.  

El abogado del ahora preso preventivo, Jorge de los Santos, explicó a Diario Libre que, tras el arresto, su cliente reflexionó y consideró que era mejor para él y su familia que estuviera en una cárcel cerca de su residencia.

“Él tenía miedo antes de la ejecución del arresto, después prefirió él mismo la cárcel de Baní y no ser enviado al 15 de Azua”, expresó.

El abogado aseguró que su cliente no correrá peligro en esa prisión puesto que estará en el pabellón que le llaman “patio pequeño”, lejos de la persona con la que supuestamente tiene una animadversión. Además, estar en la cárcel de Baní facilita visitas más frecuentes de sus familiares.

 “Él no tiene peligro absoluto, él mismo escogió un pabellón donde va a estar tranquilo”, enfatizó el abogado.