Aumentan RD$5 y RD$10 en el precio de los botellones de agua

A menos de seis días de que la directora ejecutiva de la Asociación de Industrias Purificadoras de agua de la Región del Cibao (Aiparc), Paloma Rodríguez, advirtió que contemplan aumentar el precio del botellón de agua, ya muchos establecimientos comerciales de Santiago y la región, dispusieron alzas entre RD$5 y RD$10, lo que ha generado descontentos entre consumidores, que plantean acciones concretas para detener la inflación.

Rodríguez agregó que los costos de producción se han disparado y que también se ven afectados por la decisión de la Dirección General de Impuestos Internos de retirar la autorización de los comprobantes fiscales para regímenes especiales que poseían las envasadoras desde el 2007.

Indicó que esa autorización era la última línea de respaldo que contaba el sector, lo que permitía mantenerse a flote a pesar de los constantes incrementos de la producción en los últimos 15 años.

Personas que compraban una botella de agua a RD$10, ahora tienen que disponer de RD$15. Igualmente, expresaron que en comedores y otros centros de expendio de comidas cocidas, venden la botella de agua de 16 onzas a RD$20, RD$10 por encima de su precio establecido. Mientras que el botellón muchos negocios los venden entre RD$55 y RD$60, por lo que la gente no sabe a como subiría cuando oficialmente los procesadores del líquido acuerden el aumento.

Asimismo, se quejaron de que hay establecimientos comerciales como super colmados, pequeños super mercados que están vendiendo la funda de hielos a 60 pesos. Sin embargo, hay otros negocios que venden la funda de hielo a 50, igual que el botellón de agua.

También comerciantes manifestaron que otros productos como la leche encartonada, los jugos, el arroz, las pastas alimenticias, las sardinas, los arenques, el bacalao, los enlatados, los víveres y otros artículos esenciales, aumentaron.

Muchos colmados expendían la libra de arroz a 30 pesos, pero ahora cuesta 35 y 39. “Nos echan la culpa a nosotros, pero es que esos productos están aumentando y es lógico que tenemos que vender de acuerdo a como nos despachen los artículos”, explicó un comerciante del centro histórico de Santiago.