Caída de «Bombo» desata lucha entre pandillas

“La gente dizque celebran­do porque lo mataron y ahora es que nosotros es­tamos asustados. Ese mu­chacho era el que cuidaba a uno aquí. Antes yo me ponía mis prendas y todas mis cosas, ahora es mie­do… no va a haber quien salga, esto se va a poner peor”, fueron las declara­ciones de uno de los mo­radores del sector La Cié­naga, en Santo Domingo, sobre la muerte de Mi­guel Calderón, Bombo, de 20 años; presunto lí­der de la banda delin­cuencial “Los Menores”.


Durante la tarde del martes las esquinas de Los Cocos, en La Ciénaga, fueron cómplices y testi­gos del abatimiento a ma­nos de la Policía Nacional de los tres principales ca­becillas de Los Menores, una banda criminal pro­tagonista de la agonía en los populosos sectores de Guachupita, Los Guandu­les, 27 de Febrero y las co­munidades aledañas.


Pagaban para que no los atracaranLos residentes de Los Cocos afirman que existían cuotas por famosos “peajes” que muchos negocios locales debían pagar a estos antiso­ciales para evitar ser atraca­dos o heridos.
“Es así, porque el que quiere que lo cuiden y no lo atraquen tiene que dar lo suyo. Si ellos mandaban a un colmado a buscar 5,000 pesos o lo que sea, había que dárselo”, declaró una allegada a los fenecidos.