Continúan ataques contra el Corredor de la Charles; suben a nueve los autobuses apedreados

A menos de siete días de su puesta en marcha, el Corredor Charles de Gaulle (CCH) ha retirado previamente nueve de sus transportes debido a trifulcas en las que, con piedras, los corruptos han roto las ventanas de las unidades.

Según el dirigente del Consorcio de Empresas de Transporte (Mochotran), Alfredo Pulinario (Cambita), el último suceso ocurrió el pasado jueves cuando el transporte iba con los viajeros preparados.

Este noveno ataque sería el primero contra una unidad con usuarios, así como también el primero ocurrido luego de que el dirigente choferil Juan Hubieres, presidente de la Federación Nacional de Transporte La Nueva Opción (Fenatrano) y quien ha protestado junto a choferes que presuntamente no fueron tomados en cuenta, se reuniera con el coordinador del Gabinete de Transporte, Hugo Beras, para anunciar un nuevo levantamiento en el referido corredor y poner fin a las pugnas. 

No obstante, Pulinario, quien además de operar el corredor de la Charles de Gaulle tiene a su cargo el de la Winston Churchill, dijo que era evidente quienes están detrás de los permanentes ataques.

“A eso no hay que meterle los espejuelos de Diógenes, eso lo ve todo el mundo, quienes son los que están en eso”, indicó, al tiempo que expresó que Claudio Guzmán Medrano (Pachulí), miembro del equipo que tiene a su cargo la administración del nuevo corredor, ya ha incoado varias denuncias contra Fenatrano.

En ese sentido, hizo un llamado a las autoridades que conforman el Gabinete a intervenir para evitar que continúen estos actos.

“Esto no puede seguir así, con un terror, en vez de tener un modelo que es el verdadero deseo del presidente”, manifestó el empresario de transporte, quien dijo sentirse «muy preocupados con lo que se ha presentado con el corredor de la Charles” y que teme por la integridad física de él y su familia, por presuntas amenazas recibidas. 

Por otro lado, Alfredo Pulinario enfatizó que han hecho un crédito para comprar los 94 autobuses y “esas unidades hay que pagarlas” para darle el servicio a la población.

Problemas con antelación

Desde antes del día de apertura y aún después, los ánimos han estado cal­deados entre choferes y dirigentes de los colecti­vos.

Entre lunes y martes de esta semana, al menos cinco unidades de autobuses ya habían sido apedreadas ocasionando esto la interrupción del servicio, de igual modo se escenificaron manifestaciones con pancartas y consignas contra el corredor.