Estudio dice que “Euphoria” escapa de fetichismos al representar a los trans

Un estudio de la Universidad de Barcelona (UB) y la Pompeu Fabra (UPF) sobre la representación de los personajes trans en la serie “Euphoria” valora que el prisma sobre ellos sea “más complejo” que la habitual “mirada fetichista” que suele recaer sobre el colectivo en los medios audiovisuales.

La serie, de la cadena norteamericana HBO, relata el día a día de un grupo de estudiantes de secundaria, y retrata, con bastante realismo, las vicisitudes de los estudiantes en el amor, la amistad, las drogas, las redes sociales, el sexo, etcétera.

Aunque los personajes principales de “Euphoria” son, entre otros, Rue Bennett, una adolescente con problemas de adicción a las drogas interpretada por Zendaia; Fesco, un traficante de drogas y Nate, un deportista con problemas de ira.

Los investigadores de la UPF y UB se han centrado en el personaje de Jules Vaughn, una adolescente trans que tiene una relación muy intensa con el personaje principal, Rue, y que interpreta la actriz trans Hunter Schafer.

Las conclusiones del estudio de los investigadores de la Facultad de Comunicación de la UPF, Rafael Ventura y Eduard Ballesté, junto a María José Masanet, investigadora de la Facultad de Información y Medios Audiovisuales de la Universidad de Barcelona (UB), ha aparecido publicado en la revista “Social Inclusion”.

Euphoria

“Quisimos analizar a Jules para explorar la representación de personajes trans en la ficción”, declara Rafael Ventura, investigador y miembro del Grupo de Investigación en Critical Communication (CritiCC).

“Lo interesante de Jules es que es un personaje que puede servir de modelo y aspiración no sólo para el público trans sino también para las personas cisgénero”, ha añadido.

Destacan que la serie en ese sentido que “normaliza y vuelve cotidiano al personaje trans, muestra a Jules como una adolescente multidimensional” que se aleja de la representación hasta ahora habitual del colectivo LGTBI, con una habitual “mirada fetichista”.

“Se ha pasado de la completa invisibilidad (donde no había representación de estos colectivos, o se censuraba o se omitía intencionadamente), después a una representación imperfecta (donde sólo se mostraban estereotipos o representaciones negativas, simplistas o ridiculizantes) hasta la fecha, cuando finalmente se pueden ver narrativas con representaciones más justas que tratan a las personas LGBTQ+ de forma multidimensional”, concluye el texto.

El estudio forma parte de los proyectos financiados por el Ministerio de Ciencia e Innovación ‘Transmedia Gender & LGBTI+ Literacy’ (TRANSGELIT).

Coordinado desde la UB y liderado por las investigadoras Maria José Masanet y Maddalena Fedele, y el proyecto ‘LGBTIQ+ Pantallas’, coordinado desde la UAB y liderado por la investigadora Maite Soto.

Se trata de dos proyectos de investigación que colaboran con el objetivo de analizar representaciones mediáticas contemporáneas.

Y explorar en qué medida estas representaciones pueden contribuir a reducir los prejuicios de homofobia, lesbofobia, bifobia o transfobia en diferentes audiencias.