Grandes conquistas para peloteros en nuevo pacto colectivo

Casi un centenar de días después (99 exactamente), los peloteros guardaron el hacha de guerra y pueden decir que valió la pena. Los jugadores podrán reportarse desde este viernes a los campamentos de Arizona y Florida y no más tardar del domingo, la pretemporada dará inicio el 17 o 18 del corriente mes y la serie regular el 7 de abril con una campaña a 162 partidos.

La “clase obrera” del béisbol verá el sueldo mínimo subir un 23%, el tope salarial a los equipos se eleva un 9% (un margen más alto antes de penalizar), nace un fondo de US$50 millones para compensar el buen desempeño de los jugadores antes del arbitraje y el bateador designado será universal.

Hay más. El Novato del Año no será un premio simbólico, ahora esa distinción otorgará tiempo de servicio, por lo que ese jugador podrá llegar más rápido a la agencia libre.

En el último pacto (2017-2021) el mínimo pasó de US$535,000 a US$570,500. En este (2022-2026) crecerá US$80,000 al empezar en US$700,000 y finalizar en US$780,000.

El nuevo pacto laboral establece que el balance al equilibrio competitivo (CBT en inglés) arrancará en US$230 millones y llegará hasta los US$244 MM. Es el máximo que un equipo puede gastar en nómina antes de ser castigada con impuesto por cada dólar adicional y al elevarse (desde los US$210 MM de 2021) ofrece margen a los clubes para incrementar sus inversiones.

El fondo de los US$50 millones nace para ser distribuido entre los 100 peloteros con menos de tres años de servicio que logren el mayor número de victoria sobre jugador reemplazo (WAR) es otra conquista del MLBPA (siglas en inglés del sindicato de jugadores).

Se elevará en US$10 MM al año y se convierte en un premio para aquellas figuras con impacto inmediato y que hasta ahora su pago estaba limitado a la relación del sueldo mínimo.

Un pelotero con un desempeño como Vladimir Guerrero Jr., en 2021 podrá en lo adelante ver un apreciable incremento a fin de temporada con relación al sueldo pagado por el equipo.

El bateador designado llega de forma oficial a la Liga Nacional 49 años después de que la figura se introdujera en la Liga Americana (1973), con la excepción de 2020 cuando fue universal en la campaña recortada por el COVID-19.

La MLB presionó para expandir la postemporada a 12 equipos (de los 10 actuales), un plan con el que MLBPA estuvo de acuerdo. Además, los uniformes de los jugadores contarán con publicidad por primera vez, con parches en las camisetas y calcomanías en los cascos de bateo.