La NASA anuncia dos misiones para conocer mejor el Sol y su conexión con la Tierra

Miami, 10 feb (EFE).- La NASA seleccionó dos misiones científicas para estudiar la dinámica del Sol, la conexión de la Tierra con su estrella y el entorno espacial en constante cambio, informó este jueves la agencia espacial estadounidense.

Las misiones Multi-slit Solar Explorer (MUSE) y HelioSwarm proporcionarán una «visión más profunda» del universo e información fundamental para ayudar a proteger a astronautas, satélites y señales de comunicación como el GPS.

«MUSE y HelioSwarm proporcionarán una visión nueva y más profunda de la atmósfera solar y el clima espacial», dijo Thomas Zurbuchen, de la NASA, quien indicó que estas misiones brindarán una «perspectiva única» sobre los «misterios» del Sol.

Precisamente este anuncio llega un día después de que la compañía SpaceX informase de que cuarenta satélites de su red de internet por satélite Starlink sufrieron el fatal impacto de una tormenta geomagnética, que ocurre cuando los vientos solares penetran en el entorno espacial cercano a la Tierra.

La misión MUSE, explicó la NASA, ayudará a los científicos a comprender las fuerzas que impulsan el calentamiento de la corona solar y las erupciones en esa región exterior que son la base del clima espacial.

Gracias a esta misión se podrá observar la radiación ultravioleta extrema del Sol y obtener las «imágenes de mayor resolución jamás capturadas de la región de transición solar y la corona».

El objetivo principal de la misión MUSE es investigar las causas del calentamiento y la inestabilidad de la corona, como las erupciones y las eyecciones de masa coronal, y obtener información sobre las propiedades básicas del plasma de la corona.

Mientras, por medio de la misión HelioSwarm, se capturarán las primeras mediciones multiescala en el espacio de las fluctuaciones en el campo magnético y los movimientos del viento solar conocidos como turbulencia del viento solar.

El estudio de la turbulencia del viento solar en grandes áreas requiere mediciones tomadas simultáneamente desde diferentes puntos del espacio, por lo que HelioSwarm consiste en una nave espacial central y ocho pequeños satélites en órbita conjunta.

«La innovación técnica de los pequeños satélites de HelioSwarm que operan juntos como una constelación brinda la capacidad única de investigar la turbulencia y su evolución en el viento solar», dijo Peg Luce, subdirectora de la División de Heliofísica.