Putin dice que el mundo enfrenta una crisis alimentaria debido a las sanciones de Occidente

El presidente Vladimir Putin dijo el martes que Rusia debe vigilar de cerca sus exportaciones de alimentos a los países hostiles porque las sanciones de Occidente han fomentado una crisis alimentaria mundial y una espiral de precios de la energía.

Las sanciones de Occidente por la invasión a Ucrania el 24 de febrero han llevado a Rusia a su peor crisis económica desde la caída de la Unión Soviética en 1991, aunque Moscú dice que el impacto global de las medidas podría ser mucho más significativo.

Putin advirtió que el aumento de los precios de la energía, combinado con la escasez de fertilizantes, llevaría a Occidente a imprimir dinero para comprar suministros, lo que provocaría una escasez de alimentos en los países más pobres.

«Inevitablemente, agravarán la escasez de alimentos en las regiones más pobres del mundo, estimularán nuevas olas de migración y, en general, harán subir aún más los precios de los alimentos», dijo Putin en una reunión sobre el desarrollo de la producción de alimentos.

«En las condiciones actuales, la escasez de fertilizantes en el mercado mundial es inevitable (…) Tendremos que ser más cuidadosos con el oferta de alimentos en el extranjero, y vigilar especialmente las exportaciones a países que nos son hostiles», agregó.