Rusia exigirá que le paguen en rublos el gas que suministra a Europa

Vladimir Putin anunció el miércoles que Rusia exigirá que le paguen en rublos el gas que vende a «países hostiles», incluyendo los de la Unión Europea (UE), y dio a las autoridades rusas una semana para aplicar el nuevo sistema.

«He tomado la decisión de aplicar un conjunto de medidas para pasar al pago en rublos de nuestro gas suministrado a países hostiles», dijo el presidente ruso en una reunión de gobierno, y explicó que se trata de una reacción a la congelación de activos rusos por parte de países occidentales.

Putin pidió al Banco Central y al gobierno que pongan en marcha «en el plazo de una semana» el nuevo sistema, que debe ser «claro, transparente» e implica «la adquisición de rublos en el mercado de divisas ruso».

El anuncio tuvo un efecto inmediato en la moneda rusa, que se fortaleció frente al euro y el dólar tras haberse desplomado desde el 24 de febrero, cuando las fuerzas rusas entraron en Ucrania y posteriormente con las sanciones aplicadas por los países occidentales contra Moscú.

Putin también insinuó que otras exportaciones rusas se verán afectadas.

Los países occidentales han congelado unos 300.000 millones de dólares de reservas rusas en el extranjero, un «robo», dijo el miércoles el jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov.

«Está claro que entregar nuestras mercancías a la UE, a Estados Unidos, y recibir dólares, euros y otras monedas ya no tiene sentido para nosotros», dijo Putin.

– Decisión histórica –

Por el momento, los hidrocarburos rusos se libraron en gran medida de las severas sanciones occidentales contra Rusia.

Es cierto que Washington decretó un embargo sobre el gas y el petróleo ruso. Pero estos últimos siguen fluyendo a raudales hacia Europa, muy dependiente de los hidrocarburos rusos y primer mercado para Moscú.

La Unión Europea también está considerando un embargo de petróleo ruso.

Moscú trabajó durante años para reducir la parte del dólar en su economía, con el fin de reducir su vulnerabilidad a las sanciones.

En marzo de 2019, el gigante de gas público ruso Gazprom anunció su primera venta de gas en rublos a una empresa europea.

«Sin los hidrocarburos rusos, si se imponen sanciones, los mercados del gas y el petróleo colapsarán», dijo el miércoles Alexander Novak, viceprimer ministro de Energía, previendo aumentos de precios sin precedentes.

Tras el anuncio de Putin, Novak afirmó que «debemos pasar más activamente al comercio de las monedas nacionales» consideradas «más fiables» que los dólares y euros.

Es «una decisión histórica», saludó Viacheslav Volodin, presidente de la Duma, cámara baja del Parlamento.