Suben a 230,000 solicitudes de ayuda por desempleo en EEUU

El número de personas en Estados Unidos que solicitaron ayuda por desempleo subió la semana pasada a su nivel más alto desde mediados de noviembre, pero aún bajo de acuerdo con estándares históricos.

Las solicitudes de prestaciones subieron 23,000 la semana pasada, hasta 230,000, informó el jueves el Departamento del Trabajo. El promedio para cuatro semanas, que elimina las oscilaciones de semana a semana, subió así 6,300, a 211,000.

Las solicitudes semanales, consideradas un reflejo de los despidos, han subido en cuatro de las últimas cinco semanas, un período que corresponde con el aumento de la variante ómicron del coronavirus. Pero el mercado de empleos se ha recuperado fuertemente de la recesión de la pandemia. Las solicitudes de ayuda por desempleo han estado disminuyendo consistentemente por un año y cayeron por debajo del promedio prepandemia de alrededor de 220,000 semanales.

“El aumento en las solicitudes refleja un aumento de los despidos debido alza de casos de COVID”, dijeron las economistas Nancy Vanden Houten y Kathy Bostjancic, de Oxford Economics. “Los pedidos pudieran seguir elevados a costo plazo, pero esperamos que las solicitudes iniciales van a regresar al nivel de 200,000 una vez pase la ola de ómicron. Hay indicios de que los casos de la variante ómicron están llegando a su pico”.

En total, 1,6 millones de personas estaban recibiendo prestaciones por desempleo en la semana que concluyó el 1 de enero.

Las compañías están reteniendo trabajadores en un período en el que es difícil encontrar remplazos. Los empleadores colocaron 10,6 millones de vacantes en noviembre, el mayor total mensual desde 2000. Un récord de 4,5 millones de trabajadores dejaron sus empleos en noviembre —un indicio de que están confiados en que pueden encontrar algo mejor.

El mercado laboral se ha recuperado de la breve pero intensa recesión causada por el coronavirus el año pasado. Cuando estalló la pandemia, los gobiernos ordenaron confinamientos, los consumidores se quedaron en casa y muchos negocios cerraron sus puertas o redujeron horarios. Las empresas eliminaron millones de empleos en marzo y abril de 2020 y la tasa de desempleo llegó a 14,7%.